ARGUMENTO

Algo de un tal Shakespeare es un espectáculo escénico para público joven – y no tan joven-  que explora en diferentes lenguajes escénicos algunas de las obras más representativas de El Bardo de Strattford. Es un divertimento escénico que intenta acercar a los jóvenes a la literatura de William Shakespeare. Utilizando los elementos o utensilios que pueden encontrarse en una cocina como escenografía o utilería;  y a un ritmo ágil y vertiginoso, las anécdotas que se cuentan son:

 

Romeo y Julieta. Explorando en el lenguaje escénico de teatro de objetos, las verduras de una cocina se transforman en los personajes de la más grande historia de amor de todos los tiempos. Podemos ver como los tomates, cebollas, berenjenas, chayotes, cebollines, betabeles y otros se convierten y dan vida a los diferentes miembros de las familias Montesco y  Capuleto.
 

Macbeth.La tragedia de Macbeth es la tragedia de la imaginación, del horror de su propia imaginación o de la imaginación de su propio horror. El lenguaje escénico del cuentacuentos es intervenido aquí a dos voces que se alternan y a la vez generan metáforas con el fuego como elemento escénico que sublima la tragedia del gran militar escocés.
 

Titus Andronicus. Los actores transfiguran su cuerpo para representar a los diferentes personajes de esta sangrienta tragedia y crean sobre una mesa de trabajo metálica la guerra y el horror de la misma, paradójicamente de una manera agil y divertida.

 

Así pues, entren con cuidado a la cocina, hay utensilios filosos, que no filósofos y cortes de gourmet de actores, los platillos serán degustados según el apetito y paladar de cada espectador.
Empecemos pues, la mesa está servida.

JUSTIFICACION

 

Shakespeare es una fuente de fertilidad, un autor estimulante.

Lejos de desanimar, su grandeza y su misterio  invitan a crear, espolean, incluso  dan ideas: las que él sólo esbozó y dejó de lado, las que se limitó a sugerir o a enunciar de pasada y decidió no desarrollar ni adentrarse en ellas; las que no están expresadas y uno debe “intuir, descubrir”.

 

Algo de un tal Shakespeare es una invitación a jugar sobre la escena, a ser irreverente. Es un divertimento creado a partir de improvisaciones sobre la literatura de William Shakespeare. Un recorrido lúdico por algunas de las obras del más grande escritor dramático de todos los tiempos. Busca acercar a los niños y jóvenes a el teatro Isabelino en el entendimiento de que no tiene porque ser aburrido y en lenguajes extraños, totalmente ajenos de la realidad actual.

Algo de un tal Shakespeare hace revisión contemporánea y con picardía del cosmos Shakesperiano. Es una invitación que Sara Pinet, Adrian Vázquez y el equipo de Los Tristes Tigres le hacemos a pasar un rato hilarante, a disfrutar de un espectáculo ágil y a conocer y disfrutar desde un punto de vista divertido, incluso por momentos estúpido, algunas de las obras de este maravilloso autor.

EQUIPO DE TRABAJO

Adrian Vazquez (Autor, director y actor)

Sara Pinet (Actriz)

Alvaro Zuñiga (Asistente de dirección y Co-productor)

Rafael Balderas (musicalización)

Ieve Gonzalez y Rodrigo Triana (Diseño grafico y fotografía)

Con ironía, sarcasmo y mucho humor negro, “Algo De Un Tal Shakespeare” se convierte en una experiencia divertida, entretenida y bien contada. Juega a hacer teatro llevándolo a la burla, e incluso a lo didáctico para el espectador. (…) Se nota que los actores se divierten como niños, se agradece que lo lleven al máximo y uno sale feliz después de más de hora y media sabiendo que vio un teatro que debería estar llegando a más personas de una manera comercial y que tendría el éxito asegurado por años.

Reynolds Robledo, Moustique, 2 de Marzo de 2015.

 

https://www.youtube.com/watch?time_continue=4&v=tdQ7iWMXWCc

https://www.youtube.com/watch?v=s0lDxWvjs_I